Black Velvet

Este trago nació en la Inglaterra victoriana tras la muerte del príncipe Alberto en 1861. La reina Victoria rehusó salir en público durante muchos años y prohibió la venta de determinadas bebidas alcohólicas porque eran sinónimo de fiesta y el pueblo debía estar de luto. Un barman de Londres, se las ingenió para seguir sirviendo champán camuflándolo con cerveza negra. El Black Velvet mezcla la nostalgia por la pérdida con las ganas de diversión y une dos bebidas altamente espumosas y burbujeantes que crean una sensación muy especial en boca. Su color recuerda al del terciopelo, velludo y tupido.